Con carta dirigida a la Secretaria General Colombia oficializa su retiro de Unasur

imagem odr

Foto: David Romo –  Presidencia de la República de Colombia

El pasado 27 de agosto en declaración oficial el recién llegado a la Casa de Nariño, el presidente de la República de Colombia Iván Duque Márquez, informo a los colombianos que desde la Cancillería se había enviado a Unasur la Carta donde denunciaban el tratado constitutivo de ese organismo y que en seis meses se haría efectivo el retiro del país de la organización. [1]

El 10 de agosto a tan solo tres días de la posesión del presidente Duque y cumpliendo uno de sus compromisos de campaña, el gobierno colombiano anuncio el retiro del país del organismo. De acuerdo a las declaraciones el mandatario sostuvo que  “no podemos seguir siendo parte de una institución que ha sido el más grande cómplice de la dictadura de Venezuela” al indicar que el bloque no ha denunciado lo que él considera como tratos brutales del Estado Venezolano hacia los ciudadanos de ese país, llevándolos a una fuerte migración hacia otros países [2] y que “Unasur es una institución que fue creada para fracturar el sistema interamericano” y que “sirvió de comodín para los propósitos de una dictadura”. Dentro de sus declaraciones, el mandatario colombiano aseguro que el país seguirá trabajando en el marco del multilateralismo regional apoyando la Carta Democrática Interamericana suscrita por el país, que defiende las libertades, el equilibrio de poderes y además es garante de una sociedad participativa y plural [3].

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia emitió un comunicado en el que “convoca a reflexionar al Gobierno de Colombia ante la decisión de iniciar los procedimientos para el retiro de ese país de la Unión de Naciones Suramericanas – UNASUR” y reitero una “invitación a los países de Sur América y en especial al Gobierno de Colombia a iniciar un profundo proceso de reflexión enfocado en lo que nos une, más allá de nuestras diferencias, construyendo una Agenda Estratégica Suramericana que incluya los varios temas en los que existen necesidades e intereses conjuntos”.[4]. Cabe recordar que la crisis de Unasur se intensifico el pasado mes de abril cuando Bolivia asumió la presidencia Pro Témpore y los cancilleres de Paraguay, Argentina, Brasil, Colombia, Chile y Perú manifestaron una suspensión temporal de su participación en la organización.

A Colombia se suma Ecuador en abandonar un mecanismo de integración regional por su dificultad en intervenir con la crisis democrática que afronta Venezuela, en el caso del país ecuatoriano a finales del mes de agosto anunció su salida de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA-TCP) como lo explica Milagro Mengana en su último artículo publicado para el Observatorio de Regionalismo.

De acuerdo con Sandra Borda la falta de institucionalidad en Unasur y el cambio de gobierno en algunos países en los últimos años, el organismo dejo de ser atractivo como mecanismo de integración, además de que la participación del grupo regional en la negociación del proceso de Paz del gobierno colombiano, en el entonces a mando de Juan Manuel Santos, fue nula y no supero los buenos deseos del Secretario General de la época Ernesto Samper Pizano, quien a su vez invitaba a abrir canales de diálogo y entendimiento externos e internos ante la crisis venezolana, generando reacciones de desacuerdo entre las cuales se pueden señalar el gobierno de los Estados Unidos y la oposición venezolana.

En entrevistas realizadas a los Congresistas colombianos que han integrado la Comisión Segunda o de Relaciones Internacionales encontramos que los partidos alineados con el Gobierno, en nuestro caso Centro Democrático y MIRA señalan como acertada la decisión del presidente Duque de retirarse de Unasur “toda vez que el país, así como el resto de los países de la región, necesitan hacer parte de aquellos organismos que resulten operantes y efectivos en su funcionamiento para lo cual han sido constituidos, de lo contrario no tiene el mayor sentido” señala la Senadora Ana Paola Agudelo del partido MIRA. Por su parte el partido de la oposición Polo Democrático indica como negativo que los procesos de integración han comenzado un proceso de declino a lo que el gobierno respondió con dejar de ser parte de Unasur, y apunta que desde la Comisión Segunda se debe priorizar el proceso de integración para que Colombia pueda salir del aislamiento pernicioso al enfocar sus relaciones con los Estados Unidos.

Los investigadores del Observatorio de Regionalismo en sus últimas publicaciones han abordado la crisis que afrontan diversos mecanismos de cooperación e integración (Unión Europea, Latinoamérica y Suramérica), con el fin de contribuir al análisis de la coyuntura del sistema internacional y los procesos de cambio que deben afrontar las experiencias de integración regional para adoptarse al nuevo orden mundial.

[1] https://id.presidencia.gov.co/Documents/180827_CartaUnasur.pdf

[2] Venezuela a la Fuga: análisis de la crisis migratoria – https://www.eltiempo.com/datos/cuantos-venezolanos-estan-saliendo-de-su-pais-y-a-donde-se-dirigen-189354).

[3] COLOMBIA. Cancillería. Colombia oficializó su retiro de Unasur. Comunicado de prensa. Disponible en: <http://www.cancilleria.gov.co/newsroom/news/colombia-oficializo-su-retiro-unasur>  Acceso en: 2 de sep. 2018.

[4]. BOLIVIA. Ministerio de Relaciones Exteriores. Respecto al anuncio del Gobierno de Colombia de retirarse de la Unión de Naciones Suramericanas – UNASUR. Comunicado. La Paz, 12 de agosto de 2018. Disponible en: <http://www.cancilleria.gob.bo/webmre/comunicado/2815>. Acceso en: 02 sep. 2018.

 

Deixe seu comentário

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *